Amor ciego: no ver cómo es realmente una persona

Actualizado: 14 de nov de 2019




El amor es un sentimiento que todos experimentamos alguna vez. Todos tenemos diferentes formas de amar, porque cada uno se expresa de manera distinta con la persona que ama. Así, hay diferentes formas de amor: amor de pareja, amor de hermano, amor de hijo, amor de padres, por algún familiar, amor de amigos, amor por lo que hacemos… Y cada uno de estos amores puede ser un amor ciego.


Ahora bien, algunas veces podemos llegar a tener un amor sin límites, en el que hacemos de la otra persona un ser sin defectos, al que admiramos profundamente. Nos maravillamos con todo lo que hace, y llega a volverse en alguien imprescindible en nuestras vidas. Entonces, sin esta persona podríamos sentir que no seríamos nadie.


Así, en algunas ocasiones podemos amar tanto a una persona que no somos capaces de ver cómo es realmente. Lo que hacemos es crear una especie de reflejo distorsionado en nuestra mente. Se trata del amor ciego, un amor en el que podemos llegar a idealizar a la persona que amamos y darlo todo por ella, olvidándonos de nosotros. Aquí te contamos cómo puede ser ese amor, nos centraremos en el amor ciego de las relaciones de pareja.


Amor ciego: no ver cómo es realmente una persona, Parte 2

Amor ciego: no ver cómo es realmente una persona, Parte 3

Amor ciego parte 1:

Cuando idealizamos a la persona que amamos


A veces no vemos cómo es realmente la persona con la que estamos. Esta ceguera puede ser producto de la idealización: creemos que la persona que amamos es perfecta e incluso podríamos dejar de ver «su lado humano». Exageramos sus cualidades, dejando de valorar las nuestras, para poder decir que es perfecta. Nos sentimos bien porque estamos ante alguien increíble y muchas veces inalcanzable.


Sigmund Freud, propone que la idealización consiste en que sobrestimamos a alguien, bien sea de forma consciente o inconsciente. Además, la idealización es un mecanismo de defensa, es decir, una forma que utilizamos para apaciguar lo que nos aqueja. Entonces le damos mucho valor a la otra persona, para atenuar nuestras angustias.


A través de este mecanismo de defensa cubrimos una parte de nuestras necesidades, dejamos de sentirnos solos o desmotivados porque vemos a la otra persona como un complemento. Y, ese amor llena todo aquello que nos hacía falta. Podemos tener a ese amor de pareja o no, la idealización no tiene que ver con estar físicamente al lado de alguien, sino con cómo sobrevaloramos al enamorado.




#amor #LGBT #salud #hetero

Fuente: lamenteesmaravillosa.com




Uruguay Diferente
Uruguay LGBT+
Whatsapp: +598 93 847 348