Chihuahua, Maldonado: un día en el paraíso nudista


Una jornada sin ropas en la playa de la intendencia de Maldonado es una experiencia especial que se puede disfrutar en vacaciones. No hay mirones ni exhibicionistas, y abundan los mayores de 50. Sin embargo, andar desnudo no siempre fue legal.


Por: Alejandrina Morelli

Al principio, el asombro. Desparramados en la arena, aparecen como si nada, señoras y señores sin ropas, charlando animadamente, con nada que distinga clase social o nivel educativo. Como la escuela pública, se podría decir que la desnudez iguala: la vendedora ambulante no se diferencia de la psicoanalista porteña recién llegada de Palermo, el cuidacoches del ingeniero agrónomo del interior uruguayo o el neurocirujano de la capital. El escenario se llama Chihuahua, es una playa nudista y naturista y se encuentra más allá de Solanas y Portezuelo, a las afueras de Punta del Este, con la que no comparte la sofisticación.

El shock cede casi enseguida. El ambiente relajado vence a la vergüenza y a los cinco minutos de llegar, para la visitante, andar desvestida parece lo más natural del mundo. Es como si siempre se hubiera hecho, como si no existiera otra manera de andar por ahí. Tenderse sobre una lonita es fácil. Lo próximo en dificultad es entrar al mar ante la vista de todos. Caminar por la orilla es un nivel que no se alcanza en una sola jornada. Una precaución para no pasar una noche insoportable es untarse con protector todo el cuerpo, especialmente las zonas que siempre estuvieron ocultas.

En la playa ancha no se amontonan las sombrillas ni las reposeras. Los cultores del nudismo charlan, leen, toman mate y caminan. Contra lo que se puede creer, la mayor parte tiene más de 40 años y un buen porcentaje más de 50. Hay algunos cuerpos perfectos, modelados, musculosos, pero son pocos. Se ven estrías, rollos, flaccideces y hasta hernias y cicatrices. Son cuerpos reales, que se dejan acariciar así por el sol y las olas y no cambian esa sensación por nada.

Hay muchas parejas y grupos de amigos gays, pero también heterosexuales. Una curiosidad: entre las mujeres predominan las que hacen topless solamente, y se dejan la parte de abajo de la bikini puesta.

No hay ningún prejuicio ni recrimininación contra los que prefieren quedarse con la ropa. No hay tampoco miradas insistentes ni indiscretas. Tampoco exhibicionismo ni sexo explícito.

Chihuahua no es el balneario para los que necesitan demasiadas comodidades para gozar del mar. El único bar que regentea Loti, es apenas un cobertizo, y para ir al baño hay que usar los químicos que se instalaron en la calle donde se estaciona, al lado del cartel señalizador de la Intendencia de Maldonado.

Pero andar desnudo entre los médanos no siempre fue legal...

La persecución

En los años 60, el artista plástico Nicolás García Uriburu, el comediante Carlos Perciavalle y otros intelectuales que tenían casas y chacras en las cercanías empezaron a frecuentar la playa y a ejercer la libertad de no usar ropas. Era el secreto mejor guardado de Punta del Este.

Marie Louise Alemann, la pionera del cine experimental, grabó su primera película Yo veo conejos, en el 67. La acompañaba su hija Katja, entonces una nena.

En los 70, un apasionado del lugar, el argentino Benjamín Volco, compró las tierras con algunos socios y pensó en urbanizarlas. Diseñó calles semicirculares que nacieran y desembocaran en la costa. Los 50 mil pinos y acacias que plantó entonces para fijar las tierras ya son más de un millón y perfuman las noches estrelladas. Las vías se demarcaron con tosca, con la intervención de una arenera en los 80.

Fue más o menos para esa época que una nota publicada en el diario La Razón por una periodista argentino-uruguaya, Alejandrina Morelli, seguida por otra al día siguiente en el diario Clarín, desató el escándalo. Al día siguiente- recuerda ahora, desde su loft rojo rabioso con una vista estupenda de la calle El Gratil- "llegaron helicópteros de los medios argentinos sacando fotos y filmando desde el cielo".

La privacidad de los habitués parecía estar definitivamente amenazada. Pero eso no fue lo peor: la Prefectura entró a la playa y en sucesivos operativos intimó a los nudistas a cubrirse. La desnudez era ilegal en el Uruguay. Multas y cárcel esperaban a los transgresores.

Alejandrina, tal vez con un poco de culpa, ideó con amigos una "operación anzuelo. Se sentó desnuda en la arena y esperó que vinieran a arrestarla. "Me pidieron documentos, y por supuesto no los tenía. ¿Adónde los iba a guardar? Cuando me estaban llevando, de atrás de un médano salieron todos los fotógrafos. Y mi imagen desnuda escoltada por gente de uniforme -por supuesto de atrás, porque les pedí a los colegas que me cuidaran- salió en la tapa de todos los diarios", se ríe.

Ese fue el inicio de un movimiento por la legalización de la práctica del nudismo en el lugar. Se creó la Asociación Uruguaya Nudista Naturista, que con sus acciones condujo a que en el 2012 se permitiera el nudismo en el Municipio de Maldonado. Un paso importante para el fortalecimiento de la práctica, aún antes de su legalización, fue la inauguración de hoteles -uno de ellos exclusivo para varones gays- donde también se puede deambular sin ropas.

Si embargo, la villa se mantiene relativamente virgen. No hay construcciones voluminosas ni ostentosas y las que se van agregando a buen ritmo-hay muchos terrenos en venta- no contaminan el ambiente que hizo al lugar atrayente en su nacimiento.

La composición del público en Chihuahua cambia por la tarde, y más todavía los fines de semana. Se ve más gente vestida: el turista tradicional que llega y no le tiene miedo a la desnudez del vecino. Hay heladeritas y de vez en cuando aparecen algunos chicos con palitas y baldes.

Y quién sabe si al terminar el día, con la luz del crepúsculo dorada y púrpura, al ritmo de la música embriagadora del parador de Loti, y animado por una caipirinha, el bañista más conservador se anima a quitarse las bermudas y avanzar hacia el sol que se hunde en el agua.

#turismo #uruguay #Maldonado #nudismo

Uruguay Diferente
Uruguay LGBT+
Whatsapp: +598 93 847 348