Señales que advierten sobre tener parásitos



Un parásito es cualquier organismo que vive y se alimenta de otro organismo. Cuando nos referimos a parásitos intestinales, son pequeños organismos, usualmente gusanos, que se alimentan de tu nutrición.

Algunos ejemplos son lombrices, tenias, gusanos nematodos, tricocéfalos, y más. Debido a que los parásitos vienen en diferentes formas y tamaños, pueden causar una amplia variedad de problemas. Algunos consumen tu alimento, dejándote hambriento después de cada comida y sin poder ganar peso. Otros se alimentan de tus glóbulos rojos, causando anemia. Algunos ponen huevos que causan picazón, irritabilidad e incluso insomnio. Si has probado diferentes cosas para sanar tu intestino y aliviar los síntomas sin éxito, un parásito podría ser la causa subyacente para muchos de los síntomas sin solución y sin explicación.

¿Cómo se obtienen los parásitos?

Existen numerosas maneras de contraer un parásito. Primero, los parásitos pueden entrar a tu cuerpo mediante agua o comida contaminada. La carne mal cocida es un lugar común para que los parásitos se escondan, al igual que agua contaminada de países subdesarrollados, lagos, o ríos. Sin embargo, la carne no es la única culpable. Frutas y vegetales sucios o contaminados también pueden tener parásitos. Algunos parásitos incluso pueden entrar a tu cuerpo al viajar desde el fondo de tu pie.

Una vez que una persona esté infectada con un parásito, es fácil transmitirlo. SI tienes un parásito y no te lavas las manos después de ir al baño, puedes pasar huevos parasitarios microscópicos a todo lo que toques- la manilla de la puerta, el salero, tu teléfono o a alguien que toques. Es también muy fácil contraer un parásito cuando se manejan animales. Lavarse las manos es una gran oportunidad para prevenir la contaminación y transmisión de parásitos. Viajas a exterior es otra manera para que parásitos foráneos puedan introducirse en tu sistema. SI consumiste algún agua contaminada durante tu viaje, es posible que hayas adquirido algún tipo de parásito.

10 señales que indican que tal vez tengas un parásito.

  1. Tienes estreñimiento, diarrea, gas u otro síntoma sin alguna explicación.

  2. Viajaste internacionalmente y recordaste tener diarrea del viajero cuando estabas fuera del país.

  3. Tienes historial de envenenamiento por comida y tu digestión no ha sido la misma desde ese entonces.

  4. Tienes problemas para dormir o te despiertas varias veces durante la noche.

  5. Tienes irritaciones en la piel o sarpullido, urticaria, piel rojiza o eczema.

  6. Truenas los dientes cuando duerme.

  7. Tienes dolor o molestias en tus músculos o articulaciones.

  8. Experimentas cansancio, agotamiento, depresión o sentimientos frecuentes de apatía.

  9. Nunca se sientes satisfecho o lleno después de tus comidas.

  10. Has sido diagnosticado con anemia por deficiencia de hierro.

Las señales de un parásito pueden usualmente aparecer sin relación y sin explicación. Típicamente los parásitos causan más estreñimiento en pacientes que diarrea, pero algunos parásitos pueden cambiar el balance de fluidos en tu intestino y causar diarrea. Problemas para dormir, irritaciones en la piel, cambios de humor y dolor muscular pueden todos ser causados por las toxinas que los parásitos liberan en el torrente sanguíneo. Estas toxinas usualmente causan ansiedad, la cual puede manifestarse de diferentes maneras. Por ejemplo, levantándote a la mitad de la noche o tronar los dientes mientras duermes son señales que tu cuerpo está experimentando ansiedad mientras descansas. Cuando estas toxinas interactúan con los neurotransmisores o los glóbulos, ellas pueden causar cambios en el humor o irritación en la piel.

Como probar que tengo parásitos

La mejor manera para saber si tienes parásitos es mediante un examen de heces. La mayoría de los doctores harán un examen de heces convencional si sospechan de un parásito, sin embargo, estos no son tan acertados como los exámenes de heces comprensivos que usamos en la medicina funcional.

Examen de heces convencional para parásitos y huevecillos

Los exámenes de heces convencionales pueden identificar parásitos o huevecillos de parásitos en tus heces, aunque este examen viene con muchas limitaciones. El problema con este examen es que es solo condicionalmente exitoso. Este examen requiere tres muestras de heces separadas que deben ser enviadas al laboratorio para que el patólogo las revise bajo un microscopio. Los parásitos tienen un ciclo de vida único que le permite rotar entre dormidos y vivos. Para poder identificarlos en este examen convencional, la muestra de heces debe contener un parásito vivo, el parásito debe permanecer vivo mientras la muestra es enviada al laboratorio y el patólogo debe poder ver el parásito vivo nadando en la platina. Mientras que estos pueden ciertamente ser útil para algunas personas, estos exámenes no pueden identificar parásitos dormidos, y por lo tanto yo veo un número alto de falsos negativos con este tipo de examen de heces.

Examen de heces comprensivo de la medicina funcional

El examen comprensivo es mucho más sensible que el examen de heces convencional porque usa la tecnología de Cadenas de Reacción de Polimerasa para amplificar el ADN del parásito si existe uno. Esto significa que el parásito puede estar muerto o en su fase de sueño y será detectado en este examen. Debido a que este examen utiliza tecnología CRP, no depende que el patólogo vea un parásito vivo nadando en la platina. Yo frecuentemente diagnostico parásitos en mis pacientes que no fueron detectados en pruebas de heces convencionales.

Como tratar parásitos

El examen de heces comprensivo puede identificar 17 parásitos distintos, por lo que cuando sé cuál parásito tiene mi paciente, yo uso medicamentos prescritos que ataca esa especie de parásitos. Sin embargo, si el parásito no puede ser identificado, yo usualmente uso una mezcla de hierbas, incluyendo caprilato de magnesio, berberina y extractos de tribulus, ajenjo dulce, pomelo, agracejo, gayuba, y el nogal negro. Puedes típicamente conseguir una combinación de hierbas en tu farmacia. En general, estas fórmulas de hierbas proveen un espectro amplio de actividad contra los patógenos más comunes presentes en el tracto intestinal humano, mientras dejan con vida a la bacteria intestinal buena. Antes de empezar un suplemento de hierbas antiparasitario, recomiendo que consultes a tu médico y que te revisen las enzimas de tu hígado, en caso de que tengas historial de enfermedades hepáticas, consumo fuerte de alcohol o historial previo de elevadas enzimas hepáticas.

Si crees que tienes un parásito, te recomiendo que encuentres a un doctor de medicina funcional en tu área para que pueda ordenarte un examen de heces comprensivo para. Un intestino sano hace a una persona sana”

#salud

Uruguay Diferente
Uruguay LGBT+
Whatsapp: +598 93 847 348