Discusión entre estudiantes y profesora por Marcha de Diversidad terminó con cartas hacia la INDDHH


“A mí no me gustan los maricas y los putos, pero si les gustan, vayan a la marcha”, le respondió una profesora cuando le pidieron que adelantara notas para asistir a la marcha.


Todo comenzó el pasado 28 de setiembre, cuando algunas alumnas del 2ºJ del turno nocturno del Instituto Normal de Montevideo, decidieron solicitarle a la profesora de Sociología de la Educación que entregara los resultados de un parcial al inicio de la clase para poder retirarse antes e ir a la Marcha de la Diversidad, que se estaba desarrollando.

La respuesta, según cuentan las alumnas en la carta que le enviaron al Consejo de Formación en Educación, fue "dura y tajante": "A mí no me gustan los maricas, pero si les gustan los maricas, vayan a la marcha", respondió.

En la clase, la profesora continuó refiriéndose a la marcha como la "marcha de maricones y putos", detallan, y atacando a las estudiantes que estaban maquilladas con los colores de la diversidad.

Riéndose, cuentan, preguntó al grupo: "¿Alguna es homosexual?", a lo que las alumnas respondieron que sí; a lo que volvió a preguntar: "¿En serio son homosexuales?" y, ante la respuesta invariada, comentó entre risas "no parece".

Una de las estudiantes le preguntó a la profesora "el motivo" de "tan personal y directa" agresión. "Solo pregunto, como veo que tienen tanta simpatía con la marcha debe ser por eso", dijo. "No me gustan los maricas y menos las que son mujeres", añadió.

Ante esto, varias estudiantes comenzaron a indignarse y a manifestar su deseo de retirarse del salón y argumentando que "no es necesario ser homosexual para apoyar la causa" de la diversidad. "La profesora solo se reía mientras nos escuchaba", dijo a Montevideo Portal una de las alumnas.

Ante el pedido de que deje de faltar el respeto, la profesora dijo que ella no le faltaba el respeto a gente que era "marica y puta". "A ese tipo de gente, que se comporta así se le dice marica o puto", remarcó, según detallan las alumnas.

"A mí nadie me dice marica", le dijo una de las estudiantes, a lo que la profesora señaló que a ella no le dicen marica "porque es mujer". "Te dirán lesbiana o alguna palabra más", dijo.

La discusión continuó de un lado remarcando lo "despectivos" que eran los términos que utilizaba la profesional, aunque ella aseguraba que no lo eran "porque es como la gente normal los llama". "La palabra correcta es puto o marica, es como ahora que llaman afrodescendiente a los negros", remarcó.

"Cuando un término lastima a una persona no es correcto, decir puto a una persona no es correcto, porque lastima hoy y lo lastimaba hace cincuenta años", le dijo una de las alumnas.

Luego de varios minutos más de discusión, las alumnas, "cansadas de ser increpadas y que nos falten el respeto", volvieron a pedir que entregue los parciales, a lo que la profesora se negó, argumentando que los entregaría al final de la clase.

Las alumnas hicieron la denuncia ante la dirección del instituto y le escribieron una carta contando estos hechos donde esta docente "demuestra ser homofóbica, racista, transfóbica y misógina" y hace "abuso de poder".

Luego de presentar la carta, dos días después, la profesora la respondió acusando que las alumnas interrumpieron su clase, lo que motivó que ella utilizara ese vocabulario. Además de señalar que las alumnas que llevan adelante la denuncia son la "minoría" de la totalidad de la clase.

Ante esto, las estudiantes decidieron "tomar cartas más serias en el asunto" ya que se sintieron "vulnerables y discriminadas" con una docente que "abusó de poder ante nosotros y que no logra comprender que los derechos humanos inherentes de las personas homosexuales, afrodescendientes, transexuales o cualquier diferencia de la propia".

Este lunes, las alumnas enviaron una carta a la Institución Nacional de Derechos Humanos contando la situación y detallando nuevos elementos.

El 17 de octubre se reunieron con la directora del instituto normal, en conjunto con el Centro de Estudiantes de Magisterio, para poder "replantear la situación". Ese día, la dirección les manifestó que la intención de la profesora "está lejos de ser la de mediar con los estudiantes" ya que manifestó que les bajaría las notas de los primeros parciales a todas aquellas estudiantes que le hayan faltado el respeto.

El lunes, varias estudiantes pudieron corroborar que la profesora les había puesto nota "1" en el segundo parcial a todas aquellas que firmaron las cartas entregadas a dirección.

La profesora, cuentan, también bajó las notas del primer parcial. Las estudiantes destacan que los segundos parciales están en dirección, que evalúa que sean corregidos por otro docente. "Esto quiere decir que la docente nos calificó lo hizo expresamente para perjudicarnos, porque no tiene ningún sustento en el que apoyarse".

"No estamos de acuerdo en presentarnos a dar el examen ya que no recibimos un fundamento lógico respecto a el. Pedimos nuevamente que se tomen medidas sobre este asunto que tiene la mayoría de los estudiantes de 2°J condicionados", finalizan.

Montevideo Portal

#homofobia #LGBT #uruguay #educacion

Uruguay Diferente
Uruguay LGBT+
Whatsapp: +598 93 847 348