Papá lleva a hijo con trabajadora sexual para ‘arreglar’ su homosexualidad



¿Cuántos papás le harán esto a sus hijos cuando descubren que son homosexuales? ¿Hasta cuándo comprenderán que la homosexualidad no es algo que pueda ‘arreglarse’ o ‘curarse’?

Después de que su padre religioso le encuentra una revista porno repleta de imágenes de hombres desnudos, Sean Collins recibe de ‘regalo’ de cumpleaños una noche con una trabajadora sexual. ¿Para qué? Para que esta lo ‘arregle’; es decir, le quite lo gay.

Pretty Boy, película escrita y dirigida por Cameron Thrower, cuenta la historia de Sean, un chico que, además de ser insultado y golpeado por sus compañeros debido a su evidente orientación sexual, es llevado a un motel con una trabajadora sexual para que le quite su homosexualidad. (Sigan leyendo, no hay spoilers).

Dicen que la literatura y el cine reflejan a la sociedad. Yo les pregunto, lectores homosensuales: ¿a alguno de ustedes le sucedió lo mismo que a Sean?

«Quiero que se me quite pero no puedo. No se va».

Sean intenta ‘quitarse’ lo gay desde que empieza a ser consciente de su orientación sexual, pero simplemente no puede. Y eso es porque, como ya han confirmado especialistas, la homosexualidad no es algo que pueda curarse o quitarse.

Seguramente much@s de ustedes también intentaron ‘quitarse’ eso que se daban cuenta que sentían. Yo lo intenté durante muchos años. Pero eso que sentía seguía ahí, a pesar de que yo intentara evadirlo. Creo que ese es uno de los grandes aciertos de la película: mostrar que, en muchos casos, no es fácil para la persona aceptarse y asumirse como gay. Y luego, cuando encima de todo hay que lidiar con papás homofóbicos, todo se vuelve peor. Pero recuerden: hay que ser fuertes, valientes y auténticos.

Existen much@s afortunad@s que se dan cuenta y sienten cero culpas, cero remordimientos, y eso es maravilloso. Pero much@s sí tuvimos que lidiar con esos sentimientos; supongo que depende de qué tipo de familia vengas (creo que quienes vienen de familias muy religiosas son quienes la pasan peor).

En el caso de Sean, él tiene un papá muy religioso: tan solo en el coche tiene dos representaciones de Jesús; una colgada del retrovisor y otra sobre el tablero. Pero también es curioso cómo para este papá es mejor llevar a su hijo a que ‘lo arregle’ una trabajadora sexual, en lugar de aceptarlo como es.

Pretty Boy ha ganado múltiples premios por mejor actor, mejor guion, mejor película, mejor actriz de reparto, entre otros. Aquí pueden ver la película completa, que ha sido vista más de 2.7 millones de veces. Se las recomiendo.



Uruguay Diferente
Uruguay LGBT+
Whatsapp: +598 93 847 348