Un británico que decidió celebrar por todo lo alto el tamaño de su pene



Dicen que entre bomberos no debemos pisarnos la manguera. Si encima es pequeña, con más razón hay que apoyarse. Lejos de someterse a una reducción de pene como la que narrábamos la semana pasada, Antony Smith, un británico de 48 años, tiene un objetivo en esta vida: montar la fiesta de los “pequeños grandes penes” y reunir a personas orgullosas de su miembro más allá de los centímetros. “Creo que es importante tener sentido del humor, por eso quiero organizar este evento”, cuenta Smith a The Independent.

Cuando está erecto, su pene se eleva hasta las 4 pulgadas (poco más de diez centímetros), pero lejos de frustrarse, relata cómo su vida es mucha más sencilla así.

“Finalmente, hablar sobre este supuesto problema a otros seguro que nos ayuda a sentir mejor”, asegura. Por cada pulgada de miembro viril, habrá que aportar 50 peniques para financiar el proyecto. Está claro que nadie se va a arruinar, pero podría incluso darse el insólito caso de que algunos se quitaran centímetros para así pagar menos.

Smith, casado durante 17 años, destaca a su mujer por el apoyo que esta le proporcionó a la hora de aceptar su cuerpo tal y como es. A veces, un “está bien, no te preocupes”, puede ser muy importante. Un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad.


Uruguay Diferente
Uruguay LGBT+
Whatsapp: +598 93 847 348