Sexo Tántrico, una alternativa sin penetración


El llamado sexo tántrico proviene del milenario arte indio del Tantra, que básicamente significa “una forma de expansión o liberación”. Durante miles de años, los practicantes del budismo y del yoga han utilizado al sexo tántrico para ingresar en estados mentales alternativos y alcanzar el éxtasis infinito.


En este arte, no todo es sexo como tal, se ve involucrado un estado mental el cual lleva a niveles de satisfacción sin tener que llegar a un contacto genital. Dentro de esta practica, la pareja llega a la adoración mutua y en ocasiones a la unificación, en la cual esta puede llegar a durar largos períodos y maximizar la sensación de placer.

Gran parte de las relaciones intimas convencionales, culminan en el orgasmo, ya sea producido por una penetración o por estimulación de los llamados puntos G y P de la mujer y el hombre respectivamente. El sexo tántrico, lo que busca principalmente es prolongar el placer percibido y la unión de la pareja ( en diversas formas).

La respiración y el sentido del tacto son los principales responsables de llegar a este tipo de practica. Como bien se sabe, la piel es el órgano más largo del cuerpo humano, ya que lo cubre en su totalidad, y en el cual podemos encontrar múltiples zonas erógenas, aquellas partes del cuerpo (no necesariamente la zona genital) en la cual hay una mayor sensibilidad y cuyo estimulo produce activación y placer sexual. En cuanto a la respiración, es importante poder llegar a una sincronización o al menos a un ritmo en el cual ambos lleguen a un estado de armonía.

Dentro de las relaciones sexuales, sin discriminar la orientación ni el sexo, existen varias incompatibilidades en cuanto al Roll sexual o el tipo de placer que se busca. Por ejemplo, en una relación homosexual pudiera ser el caso que ambos individuos sean “Activos” y la única forma en la ellos encuentran el orgasmo es a través de una penetración. Bien, esto no es problema para poder realizar la practica tántrica. Ya que por medio de masajes y exploración con las manos y los labios se pueden encontrar zonas que lleven a una persona a un grado de estimulo sexual comparable.

Dentro de este ritual también es importante mencionar que la comunicación sexual debe ser mayor para poderse guiar y conocer las sensaciones que se pudieran experimentar, con esto se facilitaría la sobre estimulación de las zonas erógenas y así prolongar y repetir el placer recibido. Como una de las leyes del universo: “en el dar está el recibir” el sexo tántrico se basa en el mismo principio, ya qué con esta práctica se pueden descubrir nuevas formas de inducir y de recibir placer.

¿Se puede combinar el sexo tántrico con el convencional? Desde luego, de hecho esta práctica es recurrida por muchas personas (aunque en ocasiones ellas no sepan que lo están haciendo). Algunas lo utilizan para poder excitar a su pareja antes de una penetración, otras durante todo el proceso coital y otras para remplazar el coito.

El sexo tántrico puede llegar a ser una muy buena herramienta para las personas primerizas, para los hombres que padecen eyaculación precoz o simplemente para aquellas que pretendan prolongar la experiencia sexual.

#18 #sexo

Uruguay Diferente
Uruguay LGBT+
Whatsapp: +598 93 847 348