Grindr, acusada de filtrar información sobre VIH de sus usuarios



El estado de VIH del usuario está ligado a más datos suyos, con los cuales pueden identificarlo fácilmente y sufrir algún tipo de acoso cibernético.

Las redes sociales nos han dado la oportunidad de vivir en un mundo con mayores ventajas y mucho más cómodo. Sin embargo, para llegar a esto hemos sacrificado lo esencial: nuestros información personal. El problema es que al dejar que alguien más conozca nuestra información personal (nombre, dirección, ubicación, teléfono, etc.) aceptamos que esta información sea de dominio público.

Las apps de ligue no siempre resultan el mejor lugar para las confesiones, pues no sabemos a donde irá a parar la información. Esto sucedió con Grindr, una de las apps de ligue más conocidas entre los hombres gays y que actualmente se encuentra en la mira luego de compartir información sobre la ubicación y el estatus VIH, entre otros datos de suma importancia, de algunos de sus usuarios.

La compañía es acusada de compartir información con dos empresas subcontratadas con la finalidad, supuestamente, de mejorar su información respecto de los usuarios. Desde luego, Grindr no informó a estos últimos nada en relación con este tema.

Y he ahí lo más grave.

Las empresas subcontratadas por Grindr fueron Apptimize y Localytics, dedicadas a optimizar aplicaciones, sobre todo aquellas en las que los usuarios comparten información demasiado personal, como en el caso de las apps de ligue.

Grindr cuenta con un apartado llamado Salud Sexual, que solicita al usuario registrar su información en lo referente a su estado de VIH. El problema es que esta información está ligada a la ubicación y correo electrónico del usuario, lo cual representa un riesgo pues puede ser identificado únicamente con este par de datos

Grindr cuenta con más de 3,6 millones de usuarios alrededor del mundo, todos ellos activos en la app diariamente. Lo que hizo la empresa fue facilitar a dichas compañías parte de la información de los perfiles identificados como portadores de VIH, así como la fecha de la última prueba.

Otros datos compartidos por Grindr fueron la ubicación del GPS, identidad del teléfono móvil, género, edad, «tribu» (subcultura gay), interés del usuario (amistad o relación), correo electrónico, entre otros.

Todos estos datos hacen del usuario un centro de información vulnerable a las estrategias de piratas informáticos, quienes puede hacer mal uso de la información al grado de venderla o chantajear a sus dueños.

Sin embargo, los representantes de Grindr aseguran que no se está haciendo mal uso de la información de usuarios con fines comerciales. “La información limitada que se comparte con estas empresas se realiza bajo estrictos términos contractuales, con el fin de garantizar el más alto nivel de confidencialidad, seguridad de datos y privacidad del usuario“.

Más allá de las bromas, debemos ser cuidadosos la próxima vez antes de compartir información personal con alguien cuyo rostro e identidad desconocemos.

Fuente: SoyHomosensual

#grindr #LGBT #VIHHIV

Uruguay Diferente
Uruguay LGBT+
Whatsapp: +598 93 847 348